Redcoast Studio, estudio de animación 2D en Cuba

Redcoast Studio es un estudio independiente de animación 2D en Cuba. Somos un pequeño grupo, lleno de ganas, formado por jóvenes profesionales graduados del Instituto Superior de Arte de Cuba y de otras escuelas de arte cubanas.

Redcoast Studio trabaja ideas desde el briefing o el guión, hasta el arte y la pieza terminada. Hacemos todo lo que está en el medio, desde conceptos a diseños de personajes, storyboards e ilustraciones, hasta animación y entrega.

Trabajamos de forma independiente desde Cuba con agencias de publicidad, negocios, marcas y empresas. Creamos piezas publicitarias, personajes, videos animados… Tenemos la facilidad de producirlo todo, desde el concepto hasta la entrega final.

En Redcoast Studio estamos abiertos a proyectos de colaboración.

Estudio de Animación 2D en Cuba, sueño o realidad

Intentar ser un estudio de animación 2D independiente en Cuba es un sueño. Una aventura. Ser o no ser. Es un intento de crear bajo la bandera de la libertad. Aunque sabemos que la libertad al final no existe,no de nuestros diez programas y empieza tu blog con buen pie.

Hoy no nos preocupamos por nada más que por los sueños. La realidad ha servido demasiado. No se puede confiar en la realidad.

¿Por qué?

  • Porque queremos crear, necesitamos expresarnos a través del arte, contar mediante imágenes, narrar con las técnicas de la animación 2D. Y desde Cuba, por supuesto.
  • Porque la vida es demasiado corta para no correr riesgos.

Esta aventura podrá ser corta o larga, no lo sabemos. Es como la vida o una declaración de amor.

Ya sea usando la animación tradicional, Autodesk Maya, Lightwave, Toonz, Blender 3D,  Adobe Flash y Toon Boom, los animadores cubanos hemos intentando no detenernos. Nada es fácil.

Los animadores cubanos, compartimos muchas de las mismas influencias que los artistas de otras partes del mundo, y la industria de la animación cubana ha creado títulos muy interesantes (Elpidio Valdés, Vampiros en La Habana), pero su desarrollo se ha producido bajo el manto del Estado.

Quizás en 2017 hubo un cambio de mirada, un creciente interés internacional por la industria de la animación de Cuba. Pero todo quedó ahí.

Los artistas cubanos (guionistas, diseñadores, animadores, directores, productores, coloristas…) somos un grupo valiente y decidido. Estamos hambrientos de apoyo, información y libertad para crear.

Cuba, sus creadores independientes o estatales, podría ser parte de la animación latinoamericana.